Mujeres mediterráneas - http://www.mediterraneas.org

“Sheherazade” un proyecto europeo para denunciar las violencias contra las mujeres en nombre del honor

2 de diciembre de 2004

Fundación Mujeres ha presentado en Madrid “Sheherazade” un proyecto europeo que tiene como objetivo llamar la atención sobre las violencias contra las mujeres en nombre del honor. La mutilación genital, las muertes por honor, los matrimonios forzosos son prácticas frecuentes en numerosos países y se están trasladando a Europa.

Suecia ha sido el país promotor del proyecto. En un primer informe sobre la situación ha calculado que entre mil y mil quinientas mujeres están amenazadas o están en riesgo de ser expuestas a la violencia en nombre del honor. Los datos se basan en casos denunciados ante la policía pero se calcula que la situación es mucho más grave ya que muchas mujeres inmigrantes difícilmente pueden escapar al entorno y tener posibilidades de denuncia.

En la Conferencia de Estocolmo que se celebrará los próximos 6 y 7 de octubre, organizaciones de Alemania, Reino Unido, Grecia, Suecia y España, que participan en el proyecto, presentaran los primeros informes y se establecerán estrategias de trabajo conjuntas para frenar y luchar por la erradicación de este tipo de violencias contra las mujeres.

La Asociación de Mujeres Anti Mutilación de España (AMAM)

Mama Samateh es la presidenta de la Asociación de Mujeres Anti Mutilación. Ha nacido en Gambia y emigró a Cataluña hace más de 20 años. Desde su organización, la única de estas características que existe en el Estado Español, lucha para evitar la mutilación genital de las niñas de la comunidad africana inmigrante.

Mama fue invitada por la Fundación Mujeres y el Consejo de las Mujeres de Madrid a intervenir en una sesión de trabajo convocada el día 20 y 21 de septiembre con diversas organizaciones, entre ellas Mujeres en Red, para buscar fórmulas de apoyo para las mujeres inmigrantes víctimas de este tipo de violencias.

Se proyectó el documental “Contra la ablación” realizado por dos mujeres periodistas, Rosa Masip y Mariona Roca, un equipo de TVE en Cataluña y Mama nos contó su experiencia y la del grupo GAMCOTRAP que en Gambia tienen centros de acogida y escuelas para apoyar a las mujeres que luchan en contra de esta práctica ancestral.

Se mutila a las mujeres en nombre de la religión y de la cultura, sin embargo no existe ningún versículo del Corán que explicite la obligación de esta agresión física contra la mujer. El problema es que a menudo las mujeres no saben leer y por tanto no tienen capacidad de defenderse.

La clave está en la educación y el desarrollo

Las campañas de lucha contra el SIDA en Africa están ayudando especialmente a la toma de conciencia. Todavía resulta demasiado frecuente que se mutile a varias niñas con un mismo cuchillo con el riesgo de infecciones y contagio. La alfabetización de las jóvenes, el apoyo para que puedan desarrollar una economía propia, el apoyo sanitario para impedir que millones de mujeres mueran en el parto son claves fundamentales en la estrategia para el apoyo a las mujeres africanas.

¿Y qué podemos hacer nosotras?

El seguimiento de las niñas en las escuelas y por parte de los servicios médicos resulta fundamental. El temor de los padres a las sanciones e incluso a que se les aplique penas de cárcel en caso de que aprovechen unas vacaciones de sus hijas para practicarles la mutilación en el país de origen está resultando una estrategia útil, pero dependen de la sensibilidad del profesorado y de los servicios sanitarios... en el Estado Español y en la mayoría de países europeos no existen directrices oficiales que llamen la atención sobre este problema.

El trabajo del profesorado desde la perspectiva de interculturalidad también es una herramienta importante. El fracaso escolar y las dificultades de integración de niños y niñas africanas en la escuela dificulta mucho la posibilidad de abrir nuevas expectativas a una situación habitualmente ya de por sí complicada desde el punto de vista social.

Mama trabaja desde su organización en estos momentos con la comunidad de Gambia sin ningún tipo de apoyo. ¿Qué pasa con las políticas municipales y autonómicas para la integración de la inmigración y específicamente de las mujeres inmigrantes?

Urge coordinar una red de solidaridad en el Estado Español. Si podemos salvar a una sola niña, ya habrá merecido la pena el esfuerzo.

Más información:
http://www.fundacionmujeres.es/violenciasporhonor/